Una piel bronceada es algo que tanto hombres como mujeres encontramos muy atractivo. Pero cada vez que exponemos nuestro cuerpo a los rayos solares para  lograr este efecto, estamos causándole un daño a nuestra piel. Y no solamente cuando nos exponemos al sol de manera intencional, sino todos los días: cuando salimos a caminar, cuando estamos en el carro, y en general cada vez que estamos al aire libre durante el día.

Protección Solar.

Por esta razón es tan importante la protección solar y existen varias formas de protegernos contra esos efectos dañinos; desde la ropa y los accesorios que usamos, hasta productos cuya formulación bloquea o absorbe gran parte de los rayos solares.