Autobronceadores.

El sol y las cabinas solares con rayos UVA, eran anteriormente consideradas las únicas formas de obtener una piel bronceada. ¿Y a quíén no le encantaría exhibir una linda piel dorada? Pues debido a las fuertes campañas orientadas a concientizar a las personas sobre los daños de la exposición del sol y de las cabinas solares, últimamente muchas personas han optado por una alternativa más sana.

Los autobronceadores se han convertido hoy en día en una excelente opción para lucir una piel bronceada sin causar daños sobre la piel. A diferencia de los métodos tradicionales de bronceado, los autobronceadores no estimulan la producción de melanina para lograr el cambio de color en la piel, pues estos no penetran en las capas mas profundas, sino que actúan a nivel superficial. De este modo, no producen daños sobre la piel ni alteran el mecanismo de protección de la misma. El resultado es una piel bronceada que además tendrá un aspecto mas sano, hidratado y suave que la piel expuesta al sol.

El principal compuesto de la mayoría de los autobronceadores es la Dihidroxiacetona, mejor conocida como DHA. Esta sustancia es un derivado de la caña de azúcar que reacciona con la queratina presente en la piel, produciendo un oscurecimiento, lo que da como resultado una piel con aspecto bronceado. Hasta el momento no se ha reportado ningún efecto negativo sobre la piel. La duración del bronceado en estos casos es de 6 a 10 días, que es el tiempo aproximado en el que se regenera la capa más superficial de la piel.

Si nos decidimos por esta opción para lucir una piel bronceada, es muy importante tomar en cuenta una serie de factores para garantizar que obtendremos los resultados deseados. Esto para evitar irregularidades o manchas en el tono de nuestra la piel que no son para nada atractivas.

Es muy importante escoger un producto de buena calidad y cerciorarnos de que es adecuado para nuestro tipo de piel. Hoy en día existe una gran variedad de autobronceadores en el mercado, y en las tiendas de cosméticos y farmacias donde los puedes adquirir, te brindan la asesoría necesaria para escoger el producto más apropiado para ti. Es importante que sepas que mientras mayor sea la concentración de DHA en el producto, mayor será la intensidad del bronceado. Normalmente la concentración de DHA va de un 4% a un 9%; una concentración mayor no es recomendable. Tómate tu tiempo en este paso, pues de esto depende en gran parte que obtengamos un buen resultado.