Bloqueador Solar.

El bloqueador solar refleja y y bloquea la radiación UV y uno de sus principales componentes es el óxido de zinc. Una de las principales desventajas de los bloqueadores solares es que su consistencia por lo general es gruesa y grasosa y estéticamente no es agradable para muchas personas; ademas de ser contraproducente para aquellas personas que sufren de piel grasa y de problemas de acné. Sin embargo hoy en día, las nuevas fórmulas de bloqueadores solares que han sido desarrolladas, son casi invisibles en la piel y continúan cumpliendo con su función bloqueadora. Los filtros solares, por otra parte son productos químicos que actúan absorbiendo una gran cantidad de los rayos solares  que afectan nuestra piel.

El FPS (factor de protección solar) de los bloqueadores es la medida de absorción de los rayos UVB, y nos indica cuanto tiempo podemos exponernos al sol sin riesgos de quemaduras. No existe forma de medir la absorción de los rayos UVA. Para garantizar que un bloqueador solar nos proteja de ambos rayos solares, debemos fijarnos que el FPS sea de mínimo 15 y entre los ingredientes contenga avobenzona, dióxido de titanio u óxido de zinc.

El bloqueador solar debe ser generosamente aplicado en todas las áreas que serán expuestas al sol, de manera que forme una ligera capa sobre la piel. Es importante saber que para que el bloqueador sea absorbido adecuadamente por la piel, deben pasar entre 20 o 30 minutos, lo que quiere decir que debemos aplicarlo por lo menos media hora antes de exponernos al sol. Del mismo modo, el bloqueador debe ser reaplicado después de 2 - 4 horas en el sol, o cada vez que sea removido ya sea por contacto con el agua, sudor excesivo o por el uso de la toalla.

El bloqueador solar debe convertirse en un producto de uso diario, ya que día a día nos exponemos a las radiaciones solares, directa o indirectamente. Afortunadamente, una gran cantidad de productos cosméticos de uso diario para la mujer (sobre todo aquellos para el rostro) han incorporado a sus fórmulas bloqueadores solares; podemos encontrar desde cremas hidratantes hasta bases y polvos compactos con SPF superiores a 8.