Una vez elegido el autobronceador, se debe disponer del tiempo necesario para aplicarlo con calma y correctamente. Es preferible hacerlo antes de acostarse, ya que además dispondrás del tiempo necesario para que los resultados sean visibles a la mañana siguiente. Es importante seguir las siguientes recomendaciones para   aplicar el producto correctamente:

Un Bronceado Perfecto.

Ya no tenemos que exponer nuestra piel a los dañinos rayos solares para conseguir una piel dorada. Más aún, con el uso de los autobronceadores es posible obtener un bronceado perfecto y además una piel suave e hidratada. Aunque prometen mucho, es posible conseguir los resultados que deseamos, pero para ello lo más importante es saber aplicar el producto de manera adecuada. Existen sitios especializados donde te aplican el producto de manera correcta y los resultados son prácticamente inmediatos. Esto es recomendado si quieres lucir una piel dorada para un evento importante, y no dispones del tiempo necesario para hacerlo por tus propios medios, ya que puedes correr el riesgo de cometer errores durante la aplicación y no obtener los resultados deseados.

Los autobronceadores vienen en diferentes presentaciones, las más comunes son aerosoles, lociones, cremas y toallitas. Dependiendo de la concentración de DHA en el producto, los resultados pueden ser visibles en pocas horas o incluso después de un par de días. Es importante escoger el autobronceador que más se adapte a nuestro tipo y tono de piel, para esto podemos contar con la asesoría de los promotores en las tiendas especializadas en cosméticos o en las farmacias donde vayamos a adquirir el producto.

Una vez obtenido el resultado inicial dependerá de ti si quieres mantenerlo o incluso hacerlo más intenso. Pero recuerda que debes esperar al menos 24 horas antes de una nueva aplicación. Debes seguir cuidando tu piel como lo harías normalmente, aplicando cremas hidratantes y protector solar para mantenerla saludable.

He aquí una manera sana de conseguir un bronceado perfecto.

  1. Antes de la aplicación debemos exfoliar nuestra piel para retirar las células muertas y cualquier rastro de suciedad o productos que hayamos aplicado con anterioridad. Para garantizar los efectos del autobronceador nuestra piel debe estar completamente limpia y seca.

  2. Se deben proteger adecuadamente las manos para no correr el riesgo de que las palmas queden oscuras o nos queden residuos bajo las uñas. Para esto se recomienda la utilización de guantes de plástico o de látex, éstos últimos permiten una aplicación más uniforme ya que se deslizan mejor. Si no se usan guantes, es recomendable lavar las palmas de las manos con agua tibia inmediatamente después de la aplicación.

  3. Para que el color quede uniforme, el autobronceador debe ser aplicado de forma uniforme sobre toda la piel. Es muy importante extenderlo bien para evitar que queden manchas. En zonas como rodillas o codos, tiende a acumularse más el producto y por ende a oscurecer más, por lo que se debe aplicar una menor cantidad.

  4. Es recomendable empezar la aplicación por los pies (no se debe aplicar en la planta de los pies) e ir subiendo progresivamente, para evitar doblarnos luego de haber extendido el producto del torso hacia arriba, por el riesgo de que se retire el producto involuntariamente de zonas como la cintura o el vientre.

  5. Debes esperar que el producto se absorba completamente antes de vestirte o irte a la cama (normalmente 20 minutos, depende del producto), para evitar que se quite el producto de la piel y producir manchas en la ropa o sábanas.

  6. Luego de aplicado el autobronceador no se debe duchar, ni realizar actividades en las que pueda sudar. Mientras más tiempo se deje el autobronceador sobre la piel más intenso será el resultado final.

  7. Además de estas recomendaciones, se deben leer atentamente las instrucciones del fabricante, ya que dependiendo del autobronceador que se haya escogido la forma y los tiempos de aplicación pueden variar.